Consejos para sobrevivir al caos veraniego


Lifestyle / lunes, julio 16th, 2018

Buenos días! Disculpad que al final el pasado lunes no publiqué un nuevo post. La verdad es que está siendo algo complicado compaginar las distintas actividades típicas del verano y las publicaciones del blog. Esa es una de las razones que me han inspirado a escribir el post de hoy; en el que quiero daros algunos consejos para sobrevivir al caos veraniego y a todo lo que este conlleva.

En verano nos apetece más salir por las noches, hacer actividades al aire libre, apuntarnos a un montón de planes; pero debemos seguir compaginando todo esto con las obligaciones que solemos tener en invierno. Así que hoy quiero contaros algunos tips que me funcionan para que la organización en verano no sea un caos absoluto.

  • Actividad física:

Muchos solemos empezar a seguir rutinas de deporte muy rigurosas antes del verano, pero en cuánto llegan las primeras calores nos olvidamos por completo de mover nuestro cuerpo serrano. No tiene porqué ser así en realidad, sólo se trata de intentar incorporar el deporte a nuestras actividades veraniegas. Por ejemplo si vamos a la playa a demás de estar tumbados cómo lagartijas al sol también podemos llevarnos unas raquetas, una pelota de voleibol o bien alquilar una canoa. En la piscina podemos estar de relax o bien nadar algunos metros para compensar el vagueo. Por otro lado podemos salir a caminar o correr a primera hora de la mañana o a última de la tarde, evitando las horas de más calor del día. Otro sistema que también me está sirviendo estos días para no estar tan sedentaria son las clases de GYM VIRTUAL de Patry Jordán. Podéis encontrar rutinas muy variadas de cardio o tonificación en YouTube y algunas de ellas sólo duran diez minutos. De esa manera podemos repartirlas bien entre nuestros ratos libres y seguir manténiendonos en forma durante el verano.

  • Comidas:

Debemos admitir que en verano salimos mucho más a comer fuera, apetece mucho más: una buena terraza de chiringuito, una cena con amigos en un restaurante. Sólo tenemos que procurar compensar, tanto para el bolsillo cómo para el cuerpo con algunas comidas tranquilas en casa. Gazpacho casero,  ensaladas fresquitas y cenas ligeras que compensen las salidas entre semana a las que no solemos estar tan acostumbrados en invierno. Este año también estoy tirando de tupper y piscina al mediodía. En genial salir de trabajar y darte un chapuzón refrescante antes de comer. Podéis optar por más tipos de ensaladas, carne empanada o algún bocadillo sano. Procurad evitar las salsas (sobretodo tipo mayonesa) y las recetas que incluyan huevo (tortilla, ensaladas con huevo duro). No son los alimentos más adecuados para exponer a las altas temperaturas ni al sol.

sobrevivir caos veraniego

  • Horarios:

Otro aspecto que cambia radicalmente con la llegada del verano. Oscurece más tarde y de pronto nos descubrimos cenando a las diez y media y acostándonos a la una, cuando por la mañana el despertador sigue sonando a la misma hora. Mi primer consejo en ese aspecto es que nos sigamos levantando a la misma hora, aunque tengamos un poquito más de sueño; no merece la pena renunciar al tiempo que tenemos por la mañana para dormir cinco o diez minutos más. Al final luego supondrá que debemos hacer lo mismo pero corriendo ya de buena mañana.

Por otro lado también podemos intentar compensar: si una noche se nos ha ido un poco de las manos el trasnochar, procuramos acostarnos más pronto la noche siguiente y así recuperar algo de sueño (aunque digan que no se puede recuperar, nadie puede negar lo bien que sienta intentarlo). Siempre que mantengamos unos horarios parecidos a los del invierno nos costará menos adaptarnos en septiembre.

sobrevivir caos veraniego

  • Tiempo libre:

En verano nos apetece pasar el máximo de tiempo libre fuera: piscina, playa, leyendo un libro en el jardín. Aún así algunos días el tiempo no acompaña del todo y, sobretodo este año, así que podemos aprovechar algunas tardes lluviosas para llevar a cabo las tareas de alguna lista de pendientes. Ordenar armarios, papeles, mandar la respuesta a esos emails que hace tiempo que tenemos que responder o hacer esos trámites que ya no podemos postergar más. De esta manera compensamos un poco el tiempo libre que pasamos fuera de casa y no acumulamos tantas tareas pendientes. También es buena idea dejar algunas de esas tareas, sobretodo las que tenemos que estar más quietos, para las horas de más calor.

sobrevivir caos veraniego

  • Rutina:

Aunque parte de la gracia del verano es romper con ella, puede ser bueno también crear una rutina especial para los meses de verano. Eso si, una rutina muy flexible que nos permita adaptarnos a imprevistos y hacer improvisaciones de última hora. No hay que ser tan estrictos! También puede ser variable, pero que nos permita sentirnos un poco más organizados y tomando el control. Aún así debe guardar ese punto de descontrol veraniego que nos haga echar de menos esa tranquilidad del orden durante el curso escolar. Así empezamos septiembre con más ganas de rutina invernal!

sobrevivir caos veraniego

  • Organización de la casa:

Es obvio que si durante el verano queremos pasar más ratos libres fuera de casa, esta pueda quedar un poco descuidada y en segundo plano. Por ese motivo debemos establecer nuevas rutinas de orden y limpieza veraniegas. Para evitar pasar mucho calor os recomiendo realizar tantas tareas cómo podáis por la mañana al levantaros (por eso no podemos hacer el remolón en la cama 😉 ). Cómo ya os conté en este post de organización este es un elemento clave para mantener un buen orden en casa. Otro aspecto que en mi casa queda olvidadísmo en verano es la plancha. Cualquiera se pone a planchar en plena tarde a 36 o 38 grados. Mi consejo es que, o bien lo hagáis de noche (algo que a mi no me apetece para nada) o bien si tenéis espacio; dejéis la tabla de planchar montada en una habitación y vayáis planchando pocas piezas sobre la marcha, cuando las necesitéis.

sobrevivir caos veraniego

  • Disfrutad!

Creo que el punto más importante de todo es que disfrutéis del verano al máximo, exprimiendo cada momento y dejándoos sucumbir al caos. Porqué al fin y al cabo ya procuramos estar súper bien organizados durante el resto del año y el verano sirve para romper con esa rutina. Así que acostaros tarde, sentaos en una terraza a tomar una cerveza, olvidad el orden en casa y si engordáis algún quilo ya lo perderéis en septiembre! 😉

 

Salud, amor, crafts.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *